Valenti: “Vergüenza” propia y ajena, como frenteamplista, y como hombre de izquierda

Esteban Valenti dijo que sentir “vergüenza” propia y ajena, como frenteamplista, y como hombre de izquierda, luego de las declaraciones del Exvicepresidente de la República, Raúl Sendic, al salir ayer del juzgado.

Valenti lamentó que cada vez que se piensa que se ha llegado al fondo de la lata, se encuentren mecanismos para agregar un factor más de desprestigio, de deshonor y de inmoralidad. Y agregó que acciones como esas, hacen que un porcentaje muy grande de la población crea que se trata de una maniobra u operación.

 Hasta los propios abogados de Sendic se encargan de “refregárnoslo” en la cara y decir que “como ahora no está la caja, no hay delito”, sentenció Valenti.

Sobre esto dijo que el delito se sabe, porque los gastos están documentados y “detallados con todas las características” y que es una “maniobra menor y deplorable” la que están haciendo.

Valenti también se refirió a la rendición de cuentas, que afirmó que se encuentra “marcada a fuego” por la situación que quedó desde el punto de vista fiscal con las pérdidas de ANCAP, “800 millones son 1.7 del PBI y en el déficit fiscal que tenemos esta todo lo que quedó de ANCAP”, dijo.

Agregó que un grave error cometido por los jerarcas de ese momento, fue haber dejado la gestión de la empresa durante 9 años a una persona “totalmente incapaz, sin ninguna experiencia, sin ningún antecedente de haber manejado un kiosco”, “pusimos al frente de una empresa de esa magnitud a alguien que no tenía ningún mérito político” expresó refiriéndose a la gestión del Senador Leonardo De Leon al frente de ALUR.

Agregó además que el informe de la Jutep, que ya fue entregado al fiscal del caso (referente al Senador De Léon) es peor que el de Sendic, y que si el directorio de ANCAP estaba en conocimiento de las maniobras, también habría delito por “encubrimiento”. 

Finalmente Esteban Valenti prefirió no opinar sobre el enriquecimiento de Sendic y el dinero aportado para ambas campañas electorales (tanto internas como nacionales), pero a pesar de eso sostuvo “hubo una inversión absolutamente desproporcionada”.

Y remarcó que si bien la justicia dijo que no se enriqueció, la plata no se pudo haber evaporado y que lo que sucedió fue que “hicieron que otros se enriquecieran con la plata de los uruguayos de manera escandalosa”. Y debido a esa pérdida de 800 millones de dólares es que el precio de los combustibles hoy en Uruguay es muy alto, tema central de debate con varios sectores (como el campo, la industria, y el transporte) y que al igual que las tarifas de UTE son el resultado del “agujero” que quedó con ANCAP.

Foto: Montevideo.com

Lun. a Vier.
Sábado
Domingo