#El Aporte de la Iglesia

El aporte de la Iglesia

 

Por el Card. Daniel Sturla

 

Queridos Amigos:

 

Las elecciones del domingo pasado fueron una verdadera fiesta, de la cual podemos estar orgullosos los orientales, los uruguayos. Vivimos una fiesta democrática, como nos gusta hacerlo, con total paz, compartiendo con otros, celebrando todos aquellos que triunfaron, y también con gestos de democracia, de república que hablan muy bien de nuestra vida como sociedad.

Esto es muy importante subrayarlo, porque muchas veces los que ya vamos siendo veteranos hablamos del pasado como algo estupendo y del presente con tintes negros, cosa que hace tanto mal a los jóvenes y que además “no es real”.

El domingo pasado aumento el número de participantes en esta contienda cívica que no era obligatoria. Y la gente participó y lo hizo con ganas, con paz y con libertad.

Dos artículos de prensa que quisiera destacar, uno que fue en esta semana del Dr. Pablo Da Silveira, titulado “Ganó la política” y otro que ya sale este fin de semana de Fernando Pereira, presidente del PIT-CNT, en el quincenario “Entre todos” y se titula “Las Elecciones, una fiesta democrática”.

Que bueno que los leamos hoy, que además se pueden buscar por internet, porque ambos dan cuenta de la importancia que tiene subrayar que aquí, en este pequeño país, vivimos una democracia plena, donde la gente puede expresarse y donde lo hacemos con libertad.

El que se hayan llamado entre ellos, los candidatos vencedores de la contienda electoral es “muy importante. Que el Presidente de la haya tenido el gesto de llamarlos, también nos habla de “buena salud democrática”.

Para los que formamos parte de la Iglesia Católica, esto también es un compromiso. Nosotros “no somos espectadores” somos “constructores” de esta sociedad plural, libre y democrática, somos parte de ella desde las entrañas mismo de lo que la Patria, desde su cuna. A mí me gusta decir “Iglesia partera de la Patria”

Me gustaría citar una frase del Dr. Pablo Da Silveira, en la editorial del diario El País de esta semana, el dice “Ganó la política, porque los uruguayos votaron masivamente por candidatos que sienten respeto por nuestro sistema político y por las reglas del juego democrático”. Y esto también es importante subrayar, yo pienso que los candidatos de los partidos mayoritarios, pero allí también podríamos unir los candidatos que no tuvieron competencia interna pero que también se presentan, son todas personas dignas.

Me refiero concretamente a los tres candidatos de los partidos mayoritarios , el Dr. Lacalle Pou, el Ec. Talvi y el Ing. Martínez, pero podríamos agregar, al Senador Pablo Mieres, el General Manini y podríamos seguir con los otros partidos menores, son personas dignas, personas que hablan bien de la clase política, ojalá nosotros también hablemos bien de ellos. Y todo lo que son expresiones tremendas, novedosas y no buena noticia sino malas noticias como han sido las famosas “fake news” todas las noticias falsas, ojalá queden desterradas, “no tienen campo entre nosotros”, ojalá que seamos capaces de dejarlas de lado, de no divulgarlas, de no seguirlas y de tener una sana desconfianza cuando las noticias dicen cosas que realmente y seguramente no han sido dichas por los candidatos como tales.

Tener confianza en los partidos políticos, tener confianza en las clase política, tener confianza en que la política es un instrumento que dignifica a toda la ciudadanía, pero además a aquellos que se dedican a hacerlo, lo hacen con dignidad y al mismo tiempo se dignifican ellos y dignifican su actividad es muy importante para una sociedad.

Dice Fernando Pereira, presidente del PIT-CNT, en el artículo que les comento del “Entre Todos”, “Valoro profundamente estas acciones republicanas que no transforman las diferencias políticas en obstáculos, para que culminada la elección, candidatas y candidatos, militantes de todos los partidos, saluden a sus adversarios internos y externos. Esto sucede en la punta de la pirámide, pero también en la base, en donde los delegados partidarios conviven durante más de doce horas, sin que se genere casi ningún inconveniente”.

Queridos amigos, que bueno que este clima político, sereno, plural, libre y democrático, continúe hasta que termine el proceso electoral y después también en la actitud participativa de la ciudadanía.

Gracias.

Lun. a Vier.
Sábado
Domingo