¿Son los paros la única herramienta sindical para manifestar una disconformidad con el gobierno?

El FA prometía tender al 6 % del PBI para la educación, pero de cara a la próxima Rendición de Cuentas el gobierno anunció que no llegará a ese guarismo. Por lo que los sindicatos vinculados a la enseñanza, han dispuesto una serie paros en medida de protesta, lo cual ha generado un clima enrarecido que perjudicará a los estudiantes con la perdida de varios días de clases durante todo el mes de junio.

¿Son los paros la única herramienta sindical para manifestar una disconformidad con el gobierno?

Para discutir este tema, compartimos la polémica del día de hoy con el Periodista, Antonio Ladra, el Presidente de la FENAPES, Marcel Slamovitz, y la Directora Ejecutiva de la consultora CIFRA, Mariana Pomies.

Antonio Ladra expresó: “Ha habido muchas promesas, y pocas cosas cumplidas”, haciendo alusión a las promesas electorales entre los cuales también estaba la reforma educativa.

Marcel Slamovitz, confirmó el conflicto se agudizó “porque desde el mes de marzo había prevista una instancia de negociación, para que se respete la “Ley de negociación colectiva” y hace unos días se nos llamó para informarnos sobre el “espacio fiscal”, y se nos dijo que no había dinero. Y se agudizó por eso porque el “el gobierno mintió”. Nosotros buscamos instancias de negociación y diálogo. “Plata hay, el tema es a quien sacarle, desde nuestro punto de vista, el gobierno tomó la opción clara de respaldo al pedido de  las Cámaras Empresariales de que no suban los impuestos existentes ni se creen nuevos”.

Por otra parte Mariana Pomies añadió: “Es cierto que el tema del 6% era una promesa electoral, que el FA no ha cumplido, y así es recibido por la opinión pública, y al Frente le va a pesar. También el gobierno ha tenido en estos años, una situación económica no prevista, y, lo que dice el ministro Astori, y que la gente lo entiende; porque la gente quiere que la educación mejore, pero no quiere más impuestos. Entonces frente al miedo de que la alternativa para mejorar la educación sea la colocación de más impuestos, la percepción es que no.

Los paros siempre son una medida antipática, no solo para los niños que pierden días de clase, sino para las familias. Toda perdida de clase es una pérdida de aprendizaje. Y para muchos niños también significa la pérdida de la alimentación, porque la escuela cumple otras funciones, más allá del mero aprendizaje curricular.

La población ve con buenos ojos los reclamos de maestros y profesores, porque consideran que es un reclamo noble, pero no así, los paros, o sea, quisieran medidas alternativas”.

Foto: lared21

 

Lun. a Vier.
Sábado
Domingo